Buscar

LACTANCIA EN TIEMPOS DE PANDEMIA.


La rápida propagación del virus covid-19 y la agresividad con la que ataca las vías respiratorias de algunos pacientes, hace que se genere el temor profundo y penetrante de contagiar a un lactante, sobre todo en su periodo de recién nacido.

entonces, ¿cuál es el riesgo al amamantar? el riesgo de contagio hacia un lactante puede estar aumentado debido a la dependencia intrínseca que tiene con sus padres, lo que hace que se manipule al bebé incuantificables veces en un día por lo tanto el contacto es muy directo y repetitivo, esto nos obliga a extremar las medidas de higiene tanto respiratorias y de manos al contacto con ellos.

Sin embargo hasta donde la ciencia ha avanzado el virus parece no contagiarse por secreciones corporales como la leche materna, lo que le otorga a la leche materna la característica de alimento seguro para el bebé y además el mejor del mundo según la OML y otras entidades relacionadas, ya que tu leche está genéticamente constituida para tu bebé.


Lo que debes manejar es lo siguiente: el virus se contagia por microgotas que se liberan de las vías respiratorias de un individuo contagiado a través de la tos, el estornudo o el habla, esas microgotas transportan en su interior cientos de partículas virales que ingresan a nuestro organismo por las mucosas nasales, oculares y bucales, entonces es muy importante que al dar pecho y tambíen al estar en contacto cercano con tu bebé uses mascarilla y te cubras al toser y estornudar, así evitas que las microgotas lleguen a las mucosas de tu bebé ya que se genera una barrera mecánica que atrapa las microgotas y les impide llegar más allá.

La otra forma de contagio es por contacto , esto quiere decir que al tocar una superficie en donde alguien contagiado dejó el virus, puedo llevarlo a las vías de ingreso (ojos, nariz y boca) si no me lavo bien las manos antes de tocar mi cara , por lo tanto además de desinfectar las superficies con productos higienizantes, debo lavar mis manos acabadamente antes y después de cada vez que tenga que tomar a mi bebé, no solo si le tocaré la carita, debe ser siempre, porque los bebés se llevan a la boca sus manitos e incluso sus piecitos, por lo que debo concientizar el acto de lavar mis manos siempre antes de tocar a mi bebé, de esta forma puedo seguir amamantando, ya que la única forma en que el bebé pueda estar mejor fortalecido frente a cualquier enfermedad es habiendo tomado leche materna.


0 vistas

© 2023 by Mother & More. Proudly created with Wix.com